Clases de preparación al parto.·Cosas del embarazo·Embarazo·Matrona·Tercer Trimestre

Clases de preparación al parto, quinta segunda parte.

¿Qué hacer frente al dolor?

En un parto normal no inducido con oxitocina, sin restricción de movilidad, en un ambiente favorecedor en el que la madre se siente segura y cómoda, muchas mujeres pueden soportar el dolor, gracias a los intervalos entre contracciones que permiten descansar y a analgésicos liberados por el organismo. Hay métodos no farmacológicos para aliviar el dolor, se puede elegir uno o varios y cambiar según la evolución del parto. Para ello debemos conocer las ventajas y desventajas.

Métodos no farmacológicos

La inmersión en agua caliente: disminuye moderadamente el dolor, facilita la relajación y reduce el uso de analgesia epidural siempre que se realice durante la fase activa de la dilatación, sin que se produzcan efectos adversos en la duración del parto, en la tasa de cesáreas ni en el bienestar del bebe.
Pelota de pilates: Facilita posturas confortables, no tiene ningún efecto adverso y alivia un poco el dolor.
Respiración y relajación pueden ayudar a aliviar el dolor y no producen ningún efecto adverso.
Masaje si nos administra un masaje o tenemos contacto físico con la persona que nos acompaña tenemos un alivio del dolor y reducimos la ansiedad durante la dilatación y la parte expulsiva del parto, no hay ningún efecto adverso.
La inyecciones de agua estéril son útiles para el alivio del dolor lumbar que algunas mujeres experimentan durante las contracciones, pero produce escozor y un dolor intenso momentáneo.

Métodos farmacológicos

Inhalación de oxido nitroso: (gas de la risa) proporciona un moderado alivio del dolor que muchas mujeres consideran suficiente. Sin embargo, puede provocar náuseas, vómitos y ligero aturdimiento que desaparecen en cuanto se interrumpe la inhalación.
Opioides intravenosos e intramusculares: tienen un efecto analgésico limitado y pueden provocar náuseas y vómitos. Al adormecer al bebé podrían producir depresión respiratoria e interferir en la lactancia.
Analgesia epidural es una técnica invasiva, por eso debemos saber sus:
Beneficios: Es el método que procura un alivio más eficaz del dolor.
La analgesia epidural a bajas dosis permite la deambulación, ahora se esta intentando que la analgesia epidural alivie el dolor pero no sede.
Riesgos: Bajada de tensión y con ello la perdida del bienestar fetal, se trata con líquidos intravenosos para recuperar la tensión, por ello si te la administran deben de controlar la tensión para evitar la bajada o actuar ante esta lo más rápido posible.
Fiebre intraparto.
Dificultad para orinar o retención urinaria. Se trata con sondajes vesicales.
Restricción de la movilidad, sentir piernas dormidas o no sentirlas, dificultad para andar.
Fase expulsiva más prolongada. con mayor riesgo de necesitar ayuda intrumentalizada.

Por otro lado, la analgesia epidural no está asociada a una dilatación más prolongada ni a mayores tasas de cesárea. Tampoco se asocia a dolor de espalda a largo plazo.

       Debemos saber: Que la analgesia epidural requiere una vía, monitorización continua para ver el latido del bebé, 30 minutos desde que se pone y durante cada dosis adicional al menos, monitorización de la frecuencia cardíaca y tensión arterial de la madre más intensa. Que no sea completamente eficaz y solo se duerma la mitad que suele ser muy frecuente y sentir el dolor en la otra mitad.

Plan de parto:

Tenemos derecho si lo hay de cambiar de profesional si este no esta respetando lo que queremos o no nos trasmite suficiente confianza (Siempre y cuando no estemos en un momento de riesgo para el bebé o nosotras).

Deberían explicarnos que hacen y porque lo hacen, teniendo en cuenta nuestras preferencias pero sobre todo nuestro bienestar.

Tenemos que tener nosotras en cuenta, que la persona que tenemos delante es un profesional y debemos fiarnos de su criterio, pero al menos que nos expliquen las cosas. Mantener una buena comunicación nos hará protagonistas de nuestro parto en la experiencia mas importante e intima de nuestra vida. Por ello necesitamos rellenar nuestro plan de parto junto con la matrona o al menos informadas de todo lo que nos dicen.

Mi matrona dice que para que el parto se desarrolle mejor necesitamos ser tratadas con el máximo respeto, disponer de toda la información para poder estar implicadas y tomar las decisiones que sean necesarias, sobre todo si por alguna razón el parto no pudiera desarrollarse como hemos planeado en nuestro plan de parto. También podemos cambiar de opinión en algunos puntos, por ejemplo no querer epidural y al rato reclamarla, pues deberían de ponérnosla aunque en nuestro plan de parto hayamos puesto que no.

Os voy a poner lo que pone en el plan de parto que tengo (de normal en la seguridad social esto esta dentro de la cartilla del embarazo ya metido).

Documento del plan de parto:

El plan de parto, es un documento escrito en el que yo ………… manifiesto y dejo constancia de mis deseos y expectativas para el momento del parto y el nacimiento de mi bebé. Soy consciente de que se pueden producir cambios en el mismo, si la evolución del parto lo requiere. Mi salud y la de mi bebé es lo más importante.

Previamente a su elaboración, he sido informada por la/el matrona/o, que me ha proporcionado la información y asesoramiento necesario.

Este plan de parto puedo revocarlo en parte o en su totalidad durante el trascurso del parto.

Preferencias en el periodo de dilatación

Que no me administren un enema (El ponerse o no un enema debería ser algo que pedimos nosotras, no establecerse por protocolo)
Poder ir al baño, siempre que quiera (esto si no tenemos que estar enganchadas alguna medicación o algo impide que podamos levantarnos, por nuestra seguridad).
Que no me rasuren el vello del pubis.
Que no me canalicen una vena (Aquí yo por ejemplo no lo marcaría, porque no ha de haber una complicación pero si la hubiera puedes poner en riesgo tu vida, así que aunque sea heparinizada vía puesta).
Utilizar objetos personales, como ropa, música, un libro, etc.
Tener libertar de movimiento (si no tenemos que estar monitorizadas)
Poder ingerir líquidos
Que monitoricen a mi bebé de forma intermitente.
Que no rompan la bolsa de las aguas.
Que no me estimulen el parto con oxitocina. (Ella explico que la oxitocina, acelera las contracciones, incrementa el dolor e incrementa que el parto vaya mas rápido, pero que si nosotras vemos que podemos estar 4 horas con contracciones soportables en vez de dos con contracciones que nos queramos morir es cosa nuestra, como todo podemos poner que no y luego pedirla).
Poder emplear métodos alternativos para el alivio del dolor, como apoyo emocional, movimiento, masajes, relajación, calor, agua etc.
Que me administren analgesia epidural.
Que me administren sedación farmacológica.
Que me realicen los tactos vaginales estrictamente necesarios (son imprescindibles para saber cuanto estamos dilatadas, no hay otra forma de saberlos).
Otros (podemos escribir aquí otras cosas).

Preferencias en el periodo expulsivo

Poder adoptar la posición que me resulte más cómoda (la matrona dijo que deberían dejarnos adoptar como estemos mas cómodas, las mas cómodas son de pie, incorporadas, cuclillas, a cuatro patas, y de lado, que intentemos que no sea tumbadas, de no ser que estemos mas cómodas así).
Iniciar los pujos de forma espontanea.
Evitar la episiotomía. (que esta se debería realizar si hay un riesgo para el bebé, si se prevee que el desgarro va a ser mayor que el corte quirúrgico, para evitar hemorragias).
Pinzamiento tardío del cordón
Que el corte del cordón lo realice mi acompañante o yo.
Donar sangre del cordón (Esta opción es incompatible con el pinzamiento tardío del cordón y si tu bebe pesa menos de 3 kilos y medio, que si pesa menos de 3 kilos y medio seria conveniente que se hiciera un pinzamiento tardío del cordón para evitar anemia en el bebé, pues ayuda a prevenirla).
Otros (podemos escribir aquí otras cosas).

Preferencias en la atención al bebé

Contacto precoz piel con piel con mi bebé.
Que los primeros cuidados se le proporcionen sin separarlo de mi.
Desearía amamantar a mi hijo/a.
Que el inicio de la lactancia sea precoz.
Que no se administre ningún alimento ni biberón a mi bebé, leche o suero glucosado etc.
Que mi bebé permanezca conmigo en todo momento.
Otros (podemos escribir aquí otras cosas).

Preferencias en todo el proceso de parto y nacimiento.

Que mi parto se desarrolle en un ambiente lo más tranquilo posible.
Que se respete la intimidad en el proceso de parto y la participación del menor número de personal posible.
Que los profesionales que me atiendan se presenten.
Ser informada sobre la evolución del parto para poder participar en las decisiones sobre el mismo.
Elegir a la persona que me acompañe durante todo el proceso del parto y nacimiento.
Otros (podemos escribir aquí otras cosas).

Espero que me haya explicado y os haya quedado mas o menos claro, si no cualquier cosa me lo decís e intento aclararlo mas.

Anuncios

10 comentarios sobre “Clases de preparación al parto, quinta segunda parte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s